MANIFIESTO DEL TEATRO VIVO

¡USTED ES EL PROTAGONISTA DE LA OBRA!
El Teatro del futuro

¿Qué pasaría si usted es invitado a ver una obra de teatro y lo convierten sin advertencia en el protagonista de la misma?, ¿la disfrutaría?, ¿la odiaría?, ¿le intimidaría?, cualquier respuesta es posible con la única certeza que sería una experiencia inolvidable, una situación artística que le permitiría pensar en que un Nuevo Teatro ha nacido, y que vive en usted. Esta es nuestra respuesta  estética en un tiempo en donde la mediatización es general, todo el parámetro tecnológico ofrece interactividad y ahora la posibilidad de participar activamente en procesos sociales está en el dedo de la mano a tan sólo un “click”; el Teatro Vivo, vive en la decisión del público, en su mirada y en sus acciones, es la oportunidad que brinda el complejo mundo de las tablas para que se le observe con diversión y con reflexión, el Teatro después de muchos años de elevación se pone al servicio del público para ser más que apreciado, para ser tomado.

TEATRO VIVO es una propuesta que busca la interacción de la obra con el público al máximo, a tal punto de que el espectador se convierta en el personaje protagónico de la trama argumental, para ello se dispone de un espacio en donde los actores y el público compartirán escenarios, cruzarán textos, y caminando el lugar verán el avance de las escenas, mientras llega el desenlace en donde existe la posibilidad de ver y vivir múltiples finales que dependen de las acciones del espectador.

Para que exista un TEATRO VIVO debe existir un TEATRO MUERTO, y este último es aquel que olvida al público en su silla pasiva, que lo cansa y lo hace pensar que el teatro es aburrido y que la diversión es asunto de ligerezas; apostarle a un TEATRO VIVO, es apostarle a que el público sea el centro de la propuesta del artista,  retirándolo de su silla pasiva, moviéndolo emocional y físicamente y llevándolo a pensar que el teatro es la máxima expresión de las ideas del hombre, ya que es él quien debe decidir con acciones el desenlace de la trama de la obra.


EL TEATRO VIVO

El nuevo teatro debe ser un arte vivo en toda la extensión de la palabra “vida”; porque debe lograr generar un nuevo movimiento social alrededor de su propuesta estética, sin dejar de lado las preocupaciones sociales y políticas; ese nuevo teatro debe seducir con nuevos lenguajes a su público. Lograr esto seguramente es una tarea titánica,  y puede ser que hasta imposible.


Como creador teatral creo que existe la posibilidad de generar un nuevo teatro colombiano y es por esto que desarrollamos una propuesta experimental que intenta renovar el lenguaje y que se lleva a cabo en la Compañía Teatro Vivo de Colombia y a la que hemos llamado “Teatro Vivo”; esto es un intento artístico que plantea el juego como principal eje temático; el artista debe olvidar la técnica, como comúnmente se le conoce al conocimiento teórico-práctico precedente; para empezar a creer que el juego es la posibilidad de expresar la idea escénica.

El “juego” es una experiencia humana que históricamente ha existido en la humanidad en todas las culturas, busca el gozo del alma y la diversión y requiere del uso de las capacidades mentales y físicas; usualmente el juego desarrolla destrezas para la comunicación entre las personas, de hecho aprendemos a conocer el mundo en la infancia por medio del juego.

El juego es una actividad lúdica en donde existen ciertas reglas para desarrollar un rol y en donde existe la posibilidad de ganar o perder; se puede afirmar que el juego como realidad sociocultural no puede definirse en términos absolutos; pero hace parte fundamental de la educación de cualquier persona.

La interpretación escenificada de la narrativa que se ha conocido tradicionalmente como teatro, ha sido el arte de la expresión de las emociones humanas por excelencia y ha hecho parte de todas las sociedades; es decir, es inherente al hombre y hace parte de su desarrollo evolutivo, o así lo sugiere la historia misma.

La única posibilidad que tiene el teatro para seguir existiendo como arte, es que sea un hecho social, que interese al hombre en comunidad, ¿ahora lo es?; podría decir que lo que ha reemplazado al teatro es el cine y la televisión, son el teatro mediatizado; es el teatro tecnológico, pero ¿el teatro en vivo tiene alguna posibilidad?, aclaro la pregunta, ¿realmente tiene alguna posibilidad para convertirse en un hecho social y no meramente artístico y académico?

El “Teatro Vivo” es una tesis que responde esta pregunta.
El “Teatro Vivo” como propuesta busca desarrollar cinco puntos fundamentales que definen la experimentación con el ánimo de encontrar un nuevo lenguaje: La relación de la arquitectura con el momento teatral, el texto dramatúrgico como recurso de creación del actor, el psicodrama que genera un planteamiento actoral basado en la improvisación, el realismo llevado al extremo sin encontrar los terrenos del naturalismo y el rol del público no como testigo pasivo de la obra, sino como participante activo del drama que se desarrolla.
En este nuevo teatro el público decide, reflexiona, cuestiona, critica desde su misma participación hasta la del compañero que vivió con él la obra; es una invitación a la imaginación, a encontrarse con todos los sentidos y sobre todo es un encuentro del espectador con él mismo.

La tarea es de todos los creadores de la escena y consiste en creer que es posible un nuevo teatro que permita ese feliz encuentro permanente del espectador con la gente del teatro, creer que necesitamos del público en las salas es la llave que abra la puerta al nuevo teatro colombiano.

LA PROPUESTA DE ESCENIFICACIÓN DE UN OBRA DE “TEATRO VIVO”

El foco central temático es la participación y/o vinculación del espectador con el momento teatral como personaje de la obra; los siguientes son los puntos de la tesis artística:

  1. Juego de Rol Escénico (Relación del público con la obra)
El público no sólo ve la obra; sino que la vive asumiendo uno de los roles protagónicos descritos por el libreto. Lo llamamos público – actor y todo el equipo artístico en la construcción de la obra debe prepararse para enfrentar cada una de las escenas con esta variable.

  1. Realismo reforzado (Perspectiva estética)
La Escenografía, la ambientación y la caracterización de personajes busca profundamente crear la sensación de realidad a los ojos del público; por esto todo el atrezo, incluso lo que no pueda ver el espectador; debe estar diseñado por el departamento de arte ya que la información proporcionada por los escenarios sobre el drama es de vital importancia para que quien asiste a la obra pueda asumir el rol y de esa forma mover el personaje seleccionado en todo el universo dramático. Los escenarios son tridimensionales y se intenta asumir la realidad ficticia de la obra como una realidad real; a esto se le ha llamado “realismo reforzado”.

  1. Psicodrama (Trabajo del actor)
Los actores construyen sus personajes fuera del libreto haciéndose una idea psicológica de él; en la última etapa del montaje el actor recibe el libreto para que haga suyas esas palabras y situaciones y trabaje sobre el arreglo narrativo;  esto le permitirá enfrentar la escena con el público-actor y todas las variables que de esta relación se puedan desencadenar. El actor ya no presume que está solo y que no hay público; ahora debe hacer consciencia de que el público no es un testigo sin sentido; es un compañero más de la escena y es allí en donde el juego de la interacción toma forma.

  1. Estructura Flexible  (Documento dramatúrgico)
Como se expone anteriormente el público toma un personaje protagónico en la obra; esa es la manera de vivir la experiencia. El transcurso de las escenas no es más que una cadena de situaciones en donde el espectador debe tomar decisiones y así tener el poder de cambiar el rumbo de la historia. Cada obra realizada bajo las conclusiones de la investigación cuenta con un sinnúmero de posibles finales que oscilan entre 4 y 19 finales; los actores deben estar preparados para enfrentar cualquiera de estos finales. La dramaturgia en el Teatro Vivo es siempre de creación original.

  1. Laberinto Vivencial (Local de presentación de las obras)
De esta manera se le llama al local teatral en el que se representa la obra; cada uno de los espacios del laberinto vivencial son visitados por el público-actor y su recorrido marca el transcurso de las escenas y la división de los actos; es decir que el público camina por la obra durante un tiempo determinado encontrando de esta manera a cada uno de los núcleos dramáticos que componen la estructura; con esto se busca que la obra se convierta en una experiencia de vida.

La técnica cinematográfica
Cada pieza teatral comienza siempre con un corto en video que primero es presentado al público para que se familiarice con la historia y así pueda comprender el rol que debe asumir.

Esta investigación es propiedad intelectual de Mauricio Suárez Sandoval y cuenta con todos los certificados de derechos de autor.

Para lograr el reto del nuevo teatro debemos organizarnos, organizarnos para crear, aquí nuestro Manual de Vivencia para los artistas que quieran ser parte de la propuesta.